lunes, 29 de marzo de 2010

Darío Rosero Atocha, Cuarto de Hora. Galápagos - Isla Isabela

Por ahí me contaron…


Texto y fotos por: Ana Mireya Guerrero G.


Darío Rosero A.

Foto: Ana Mireya Guerrero G.


¿Saben? en Isabela hay un caballero llamado Darío Rosero Atocha al que le apodan “Cuarto de Hora”, él realiza diversas actividades en dicha Isla… y la mayor parte de ellas están relacionadas con el mar. Darío no quiso hablar conmigo ni con mis huestes sobre el porqué de su apelativo y, comentó que ese secreto se lo llevará a la tumba, así que me vi obligada a dirigir mis inquietudes a sus amigos, conocidos, vecinos, parientes, etc. para ver si alguno de ellos podía revelarme alguna información… y, esto fue lo que obtuve:


Una de sus amigas me indicó que le dicen así porque constantemente cambia su estado de ánimo y su conversación.


Su sobrino comentó que le dicen como le dicen porque cada cuarto de hora cambia de opinión.


Un conocido suyo dijo que era el puñetero del pueblo y desde ahí quedó como “Cuarto de Hora”.


Una señora de la comunidad opina que “Cuarto de Hora” se debe a que él es un arrebatado y que uno al verlo comenta: “Ya mismo, ya mismo le coge el cuarto de hora”. Pero así como es arrebatado también es entusiasta cuando algo le agrada, señaló la misma señora.


Por ahí me contaron que le dicen así porque unos días con sus novias se porta muy bien, mientras que otros días no les hace el menor caso… entonces ellas no saben si le cogió el cuarto de hora o ya no son novias del susodicho por alguna razón que nadie sabe… solo él.


Por otro lado, el nombre “Cuarto de Hora” tiene algunas variaciones: “Cuarto” porque resulta más corto, “Cuartito o Cuartico” de cariño, en cambio cuando las personas se enojan con él, cambian el tono de voz y le dicen: “¡¡Cuarto!!”, y a veces agregan cualidades como: “fiero”, “rata”, “horrible”, etc. ¡Ah!, también derivado de “Cuarto de Hora” hay el “Cuarto de Horita”, pero éste apodo no le corresponde a Darío, sino a un niño pequeñito que vivía en Isabela, y, como admiraba y se llevaba muy bien con el “Cuarto”, decidió ponerse en honor suyo dicho apodo.


A ciencia cierta no sé por qué a Darío Rosero le dicen “Cuarto de Hora”, pues él insiste en que no se debe a ninguna de las afirmaciones arriba mencionadas… la cosa es que Darío es un loco, pero uno de esos locos geniales y disparatados, que tiene el cariño de todos o casi todos… excepto de algunas ex novias…. según dicen…


Darío Rosero A. "Cuarto de Hora"

Foto: Ana Mireya Guerrero G.



Publicado en el Periódico Mensual El Colono (Pto. Ayora – Galápagos), en la edición de noviembre del 2005. Pág. 12.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada